Las causas de la caída




La caída del cabello o alopecia es una condición que afecta a miles de personas en el mundo; se hace evidente cuando una persona comienza a manifestar una pérdida anormal y constante de cabello, y aparecen zonas de calvicie en el cuero cabelludo.

La pérdida excesiva de cabello puede afectar de forma profunda la autoestima del individuo ya que se trata de un cambio que se considera antiestético y no deseado. Por ello, una gran cantidad de personas optan por realizarse tratamientos especializados para la reconstrucción capilar.

Debemos tener algo claro, la caída del cabello generalmente se trata de un proceso natural, ya que nuestras cabelleras pueden tener hasta 100 mil hebras individuales, y cerca de un 15% de ellas cae constantemente para ser reemplazado por cabellos nuevos; de hecho, la vida de cada cabello va de dos a seis meses.

En promedio perdemos cerca de 100 cabellos diariamente, y sólo debemos preocuparnos por la posibilidad de la calvicie si este número se excede. Además, siempre es importante analizar lo que está ocurriendo para determinar la causa, y poder actuar en función de ésta, hasta hallar la solución adecuada.

Posibles causas de la caída de cabello 
Hay una gran variedad de factores que podrían estar afectando nuestro cabello y su fortaleza, y que terminan por estimular su caída. A continuación, hablaremos de los más comunes:

Causas genéticas 
Esta es la causa más común de la caída del cabello, una simple predisposición genética que puede afectar a ambos sexos, en menor o mayor manera según la carga genética.

Generalmente este proceso inicia en la edad adulta de la persona, aunque realmente son los antecedentes familiares lo que lo suele determinar. En estos casos, el cambio folicular ocurre mucho más rápido y el cabello no logra desarrollarse correctamente, por lo que se hace más fino y menos resistente; esto aumenta el índice de pérdida folicular diaria.

Suele iniciar en las entradas del cabello, pues es el área más débil del cuero cabello y donde las hebras son más delgadas, pero puede llegar a cubrir todo el área de la coronilla y más.

Pérdida difusa del cabello
En este caso lo que se reduce es el volumen general de la cabellera, pues los folículos tienen dificultades para desarrollarse y el cabello se hace más delgado, lo que permite tener una visión general del cuero cabelludo, aunque no se puedan apreciar espacios grandes sin cabellos. 

Este tipo de caída se puede dar por tratamientos capilares muy agresivos o cambios hormonales, entre otras causas.

Caída capilar

Caída del cabello por estrés 
También se trata de una afección común, cada vez más habitual entre las personas especialmente ocupadas. Tener muchas preocupaciones mentales, tensiones o problemas, puede llevar a que nuestro cuerpo actúe de diferentes formas para manifestar la situación y una de ellas es la pérdida de cabello.

En estos casos el desarrollo de los folículos pilosos se reduce y puede decantar en una pérdida generalizada del cabello, o bien en la caída de mechones en secciones específicas.

Caída por falta de nutrientes
Tener una rutina descontrolada con comidas poco saludables, falta de sueño y sin consumo de los nutrientes y vitaminas necesarios puede afectarnos de muchas maneras, y el cabello es una de ellas. Generalmente una dieta desbalanceada aumentará el índice de pérdida del cabello, ya que las hebras no se desarrollan apropiadamente.

Cuando se trata de un factor como la alimentación o el estrés, pequeños cambios en nuestro estilo de vida y productos para evitar la pérdida de cabello pueden resolver el problema. Sin embargo, cuando hablamos de predisposición genética o pérdida general lo más adecuado es optar por opciones permanentes, como los injertos capilares, los cuales prometen solventar esa situación a largo plazo y regresarle la densidad que desea recuperar.

No olvide que lo más importante es asistir con un experto en el tema, él podrá diagnosticar la causa de su pérdida capilar y la solución más efectiva para su caso específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *