Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar la funcionalidad, el tracking de Analytics y la experiencia para nuestros usuario. Para continuar utilizando nuestra página web, debe estar de acuerdo con nuestras

Acepto

La caída del cabello está considerada como un trastorno que damnifica a miles de hombres alrededor de todo el mundo. ¿Has manifestado intranquilidad cuando observas más cabello de lo habitual en la almohada o el peine? La preocupación se hace manifiesta en el momento en el que el cabello no vuelve a regenerarse de manera habitual o cuando éste se torna más fino y quebradizo. Es en ese punto cuando es imprescindible recurrir a algún tratamiento contra la caída del cabello.

Cuando la caída del cabello es producida por causas como la ausencia de nutrientes, la contaminación, el tabaco y la ansiedad, las lociones capilares o suplementos nutricionales pueden ayudar con dicho padecimiento. Sin embargo, la decisión más acertada es recurrir a un centro especializado en restauración capilar para conocer con precisión el tipo de alopecia que se presenta y el tratamiento ideal para ese caso en específico.

Un 90% de los trastornos capilares se deben a un cuadro de alopecia androgenética, conocida comúnmente como calvicie. Este tipo de caída es de origen genético por lo que recurrir a los tratamientos anteriores sería ineficaz. Para estos casos, existen soluciones eficaces para frenar la caída del cabello.

A continuación, hablaremos sobre los distintos tratamientos que existen para controlar la caída del cabello:

Procedimientos farmacológicos: Minoxidil y Finasteride
El Minoxidil es un tratamiento farmacológico contra la caída del cabello acreditado por competencias médicas desde hace más de una década. Su función vasodilatadora está prescrita para la caída del cabello en hombres y en mujeres. Esta sustancia retrasa la caída del cabello y activa su crecimiento en infinidad de pacientes. Se ha comprobado su efectividad en más de un 40% de los casos en áreas del cuero cabelludo como la coronilla.

Otra alternativa eficaz es optar por el Finasteride, un fármaco indicado exclusivamente para la caída del cabello en hombres. Este tratamiento inhibe la transformación de la testosterona en DHT (Dihidrotestosterona), hormona responsable de la caída del cabello. El Finasteride tiene el poder de detener la pérdida capilar en un 80% de los casos e incrementa el crecimiento del cabello hasta un 70%. Además, interviene deteniendo la actuación de los andrógenos que son los promotores de la aceleración del ciclo capilar.

Tanto el Minoxidil como el Finasteride son tratamientos muy efectivos, sin embargo, deben administrarse de por vida ya que, en el momento en el que dejan de aplicarse, el cabello que ha logrado tolerar la caída, se caería en pocos días.

Caída capilar


Trasplantes capilares
El trasplante capilar ha progresado hasta convertirse posiblemente en la técnica definitiva para recuperar el cabello perdido. El método de microinjerto consiste en la extracción de folículos de la nuca para después injertarlas en las áreas dañadas por la calvicie. El cabello trasplantado vuelve a crecer con el transcurso de los meses y su tiempo de vida es exactamente el mismo que hubiera tenido en su lugar de origen.

En la actualidad se emplean varias técnicas de trasplante capilar

Técnica FUSS:Cirugía capilar en la cual se extrae una tira de piel de la zona posterior o lateral de la cabeza de aproximadamente 15 o 20 cm de longitud por 1 cm de ancho. Dicha tira se implanta en las zonas afectadas por la alopecia y el cabello crece con normalidad en el nuevo sitio. 


Técnica FUE:Considerado el método de trasplante capilar más avanzado que existe. Consiste en extraer los folículos de forma individual sin provocar cicatrices lineales. Si bien es un procedimiento de mayor duración que la técnica FUSS, permite llevar el cabello muy corto sin tener que preocuparse por cicatrices visibles que puedan evidenciar la realización de un procedimiento. 



Tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP)
El PRP es un tratamiento absolutamente innovador que fomenta la recuperación de los tejidos, activando la fabricación de elastina, ácido hialurónico y colágeno. Para obtener el PRP, extraemos un poco de sangre del paciente y la centrifugamos para aislarlo y administrarlo a través de micro inyecciones en el área dañada. El plasma estimula la raíz del cabello, impidiendo su caída e impulsando la regeneración de un cabello más fuerte y sano.

Ahora ya conoces las diferentes formas para controlar los problemas de calvicie. Si deseas saber cuál es el tratamiento ideal para ti, asiste a Kaloni, nuestros expertos te asesorarán y ofrecerán el procedimiento indicado para ayudarte a frenar la caída del cabello.

La pérdida del cabello afecta el estado anímico de una gran cantidad de hombres en el mundo y no sólo actúa sobre el cabello de la cabeza, sino también en áreas como la barba, el bigote y hasta la cejas.

El injerto de cabello es un procedimiento que ayuda a solucionar dicha pérdida y, aunque hace algunos años dejaba un aspecto apenas natural y las marcas evidenciaban su realización, hoy en día ha evolucionado y se ha vuelto más sofisticado, menos invasivo y prácticamente indoloro. Actualmente, el trasplante capilar se lleva a cabo con micro instrumentos de alta precisión los cuales posibilitan que las incisiones sean minúsculas y que los resultados sean de aspecto totalmente natural.

Recuperar el cabello después de pensar que no quedaba más remedio que aceptar su caída, cambia la vida. Estas son algunas de las formas por las que el trasplante capilar podría transformar la tuya:

Mejora tu apariencia
Cuando se cae el cabello, no sólo se daña la manera en la que uno se percibe a sí mismo, sino también en la forma en como nos perciben los demás. La escasa densidad de cabello da la sensación de abandono o descuido de la imagen, y su caída puede hacer que te veas más grande de lo que eres en realidad. Un trasplante capilar puede regenerar la imagen perdida, haciendo que parezcas más joven y aumentando tu atractivo físico.

Aumenta tus niveles de confianza
En el momento en que te consideras menos atractivo, la confianza se desploma. Esto puede impedir que te relaciones con normalidad o que aumente la timidez. Puede incluso que comiences a abandonar hábitos que adorabas como peinarte de una forma determinada, o llevar el look que definía tu personalidad. Un injerto de cabello mejora tu imagen física aumentando los niveles de confianza en tus propias posibilidades.

Te permite disfrutar de un look natural
El microinjerto mediante la técnica FUE es un procedimiento sofisticado en comparación con los métodos anteriores. Los trasplantes de cabello de antaño dejaron una herencia poco satisfactoria debido a que los resultados no se veían naturales y las marcas eran demasiado visibles. Con la innovadora técnica FUE se extraen los folículos de manera individual para alcanzar una precisión extrema. El paciente sometido a esta intervención gozará de un look natural y después de su total recuperación, será difícil notar la existencia de su trasplante; sólo será evidente la renovación de la imagen.

trasplante capilar


Resultados de larga duración
El trasplante capilar implica resultados de larga duración debido a que los folículos cuentan con resistencia genética que conserva su invulnerabilidad a la caída en cualquier lugar en que se implanten. Esto último vuelve difícil que el cabello se caiga de nuevo, por lo que el paciente poseerá cabello, barba y bigote con muy pocas probabilidades de volver a perderlo.

Te permite llevar el estilo que más te gusta
Si se posee un cabello fino o simplemente no se tiene cabello, limita las posibilidades de elegir un estilo determinado. El paciente sometido a un trasplante de cabello puede elegir entre dejarse crecer el cabello o cortarlo al estilo que mandan las modas del momento. Tener de vuelta el cabello es poder optar por un look “raya a un lado” para una reunión de trabajo o por lo contrario, un estilo “desenfrenado” cuando salga con amigos a un bar. La elección del peinado después de una intervención de injerto de cabello se verá condicionada por el deseo del paciente y no por estar sometido a un look concreto por la ausencia de cabello.

Aumento del éxito en las redes sociales.
En los tiempos que vivimos, liderados por las tecnologías, muchas de nuestras decisiones están condicionados por el influjo de internet. Actualmente las redes sociales son imprescindibles para conectar con personas de todo el mundo. En cualquiera de las plataformas sociales existentes como Facebook, Instagram o YouTube, las comunidades premian con un “like”, y la imagen y la confianza reflejada en el perfil puede influenciar a las personas a visitar o no algún canal o plataforma. Someterse a un implante de cabello mejora considerablemente la imagen y eso desemboca en un posible aumento de popularidad en redes sociales.

Aumenta las posibilidades profesionales
Desgraciadamente, cumplir años puede perjudicar la posibilidad para progresar en el mundo profesional. Tener poca densidad de cabello, o no tener cabello puede trasmitir la imagen de haber envejecido, que a su vez se relaciona con la falta de ideas innovadoras y de la eficiencia con la que se trabaja. Someterse a un trasplante de cabello, hace que el paciente se aprecie más joven y seguro de sí mismo, repercutiendo en la imagen que ofrece tanto en su lugar de trabajo como en una entrevista para optar por un cargo deseado.
No hay duda, el trasplante capilar puede mejorar la vida del hombre para siempre. Si tú quieres dar ese salto ponte en contacto con nosotros. Tu primera cita de valoración es gratuita y libre de compromisos.

QUIZÁ TE INTERESE

QUIZÁ TE INTERESE


cta-button
X
Agende su valoración

Conozca nuestros horarios que tenemos para usted al seleccionar la sucursal de su preferencia.