Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar la funcionalidad, el tracking de Analytics y la experiencia para nuestros usuario. Para continuar utilizando nuestra página web, debe estar de acuerdo con nuestras

Acepto

En infinidad de circunstancias, el cabello puede reflejar una apariencia exenta de vida, con inclinación a la sequedad, encrespamiento y con evidencias de albergar puntas deterioradas y abiertas. En el post de hoy profundizaremos sobre cómo reparar el cabello seco, situación que afecta a miles de personas en todo el mundo.

Primero: ¿Cómo sé que tengo el cabello seco?
La resequedad capilar se manifiesta en el momento en el que la estructura propia de las moléculas de queratina del tallo piloso, pieza fundamental en la que se fracciona el folículo piloso, empieza a dar signos de fragilidad.

Por esta razón, las escamas preservadoras de la cutícula se abren, posibilitando irremediablemente que los cabellos se enreden, obstaculizando la transmisión natural del sebo en dirección a las puntas.

¿Cuáles son las razones que ocasionan la sequedad del cabello?
Diversos son los agentes capaces de originar que el cabello se reseque y pierda significativamente su vitalidad, sin embargo a continuación citaremos las más habituales:


Medioambientales: La exposición a los rayos solares, la polución desmedida, el cloro utilizado en las piscinas o el agua del mar.

Nutrición: Pese a que no alberga una conexión inmediata, la contribución insuficiente de la vitamina B puede damnificar aun más a un cabello dañado.

Manipulación mecánica: La realización de cepillados violentos del cabello, el uso de secadores, planchas y tenacillas y las técnicas de coloración o brushing provocan que el cabello pierda su hidratación natural.

Fisiológicas: En el cuero cabelludo y más concretamente en la cutícula del cabello el sebo cumple un cometido protector e hidratante. En el instante en el que no se genera suficiente sebo, el cabello comienza a resecarse.

Químico: En este punto se engloban los productos empleados para el cambio de color del cabello y todos los productos de peluquería como champús inapropiados, o mascarillas convencionales repletas de sustancias químicas que dañan la salud del cabello.



¿Cómo reparar el cabello seco?
La elección de un tratamiento apropiado para reparar el cabello seco implica un análisis premeditado, con el objetivo de diagnosticar las razones especificas que han ocasionado su deshidratación. Ante los resultados de un diagnostico capilar, un especialista del cabello dictaminara el procedimiento más acertado a seguir. Sin embargo, hay acciones que podemos llevar a cabo para mejorar la situación:

Cortar las puntas del cabello varios centímetros. Tomar esta decisión y ejecutarla cada 90 días es una practica beneficiosa para recuperar el cabello dañado.

Emplear productos capilares específicos para cada tipo de cabello. En el caso concreto de los champús, realiza un masaje en el cuero cabelludo durante 60 segundos. De esta manera activarás las glándulas sebáceas y estimularás la producción de grasa natural. Asimismo, lavar el cabello con agua fría permite que el cabello luzca con mas suavidad y brillo.

Eludir las actividades agresivas hasta solventar los conflictos que perjudican la salud del cabello. Como mencionamos anteriormente, hay que evitar el uso de planchas, secadoras y tenacillas.

Asistir a los folículos pilosos con el objetivo de que las cubiertas que los revisten se hallen más sanas. Consulta con un especialista el tratamiento más adecuado para nutrir el cuero cabelludo.

Desde las clínicas capilares de Kaloni te recomendamos optar por estos patrones de prevención y cuidado de forma persistente, con el propósito de que tu cabello recobre su salud y esplendor olvidados.

Obtén tu valoración completamente gratuita

Valoración gratuita

En infinidad de circunstancias, el cabello puede reflejar una apariencia exenta de vida, con inclinación a la sequedad, encrespamiento y con evidencias de albergar puntas deterioradas y abiertas. En el post de hoy profundizaremos sobre cómo reparar el cabello seco, situación que afecta a miles de personas en todo el mundo.

Primero: ¿Cómo sé que tengo el cabello seco?
La resequedad capilar se manifiesta en el momento en el que la estructura propia de las moléculas de queratina del tallo piloso, pieza fundamental en la que se fracciona el folículo piloso, empieza a dar signos de fragilidad.

Por esta razón, las escamas preservadoras de la cutícula se abren, posibilitando irremediablemente que los cabellos se enreden, obstaculizando la transmisión natural del sebo en dirección a las puntas.

¿Cuáles son las razones que ocasionan la sequedad del cabello?
Diversos son los agentes capaces de originar que el cabello se reseque y pierda significativamente su vitalidad, sin embargo a continuación citaremos las más habituales:


Medioambientales: La exposición a los rayos solares, la polución desmedida, el cloro utilizado en las piscinas o el agua del mar.

Nutrición: Pese a que no alberga una conexión inmediata, la contribución insuficiente de la vitamina B puede damnificar aun más a un cabello dañado.

Manipulación mecánica: La realización de cepillados violentos del cabello, el uso de secadores, planchas y tenacillas y las técnicas de coloración o brushing provocan que el cabello pierda su hidratación natural.

Fisiológicas: En el cuero cabelludo y más concretamente en la cutícula del cabello el sebo cumple un cometido protector e hidratante. En el instante en el que no se genera suficiente sebo, el cabello comienza a resecarse.

Químico: En este punto se engloban los productos empleados para el cambio de color del cabello y todos los productos de peluquería como champús inapropiados, o mascarillas convencionales repletas de sustancias químicas que dañan la salud del cabello.



¿Cómo reparar el cabello seco?
La elección de un tratamiento apropiado para reparar el cabello seco implica un análisis premeditado, con el objetivo de diagnosticar las razones especificas que han ocasionado su deshidratación. Ante los resultados de un diagnostico capilar, un especialista del cabello dictaminara el procedimiento más acertado a seguir. Sin embargo, hay acciones que podemos llevar a cabo para mejorar la situación:

Cortar las puntas del cabello varios centímetros. Tomar esta decisión y ejecutarla cada 90 días es una practica beneficiosa para recuperar el cabello dañado.

Emplear productos capilares específicos para cada tipo de cabello. En el caso concreto de los champús, realiza un masaje en el cuero cabelludo durante 60 segundos. De esta manera activarás las glándulas sebáceas y estimularás la producción de grasa natural. Asimismo, lavar el cabello con agua fría permite que el cabello luzca con mas suavidad y brillo.

Eludir las actividades agresivas hasta solventar los conflictos que perjudican la salud del cabello. Como mencionamos anteriormente, hay que evitar el uso de planchas, secadoras y tenacillas.

Asistir a los folículos pilosos con el objetivo de que las cubiertas que los revisten se hallen más sanas. Consulta con un especialista el tratamiento más adecuado para nutrir el cuero cabelludo.

Desde las clínicas capilares de Kaloni te recomendamos optar por estos patrones de prevención y cuidado de forma persistente, con el propósito de que tu cabello recobre su salud y esplendor olvidados.

Obtén tu valoración completamente gratuita

Valoración gratuita

QUIZÁ TE INTERESE

QUIZÁ TE INTERESE


cta-button
X
Agende su valoración

Conozca nuestros horarios que tenemos para usted al seleccionar la sucursal de su preferencia.